Entropión y ectropión o rotación del párpado.

En el entropión el párpado rota hacia dentro, causando el contacto entre las pestañas y la córnea, provocando irritación y pinchazos en los ojos (dolorosos pinchazos).

En el ectropion el párpado rota hacia fuera y deja desprotegido al ojo, que como consecuencia el ojo se enrojece y lagrimea.

En ambos casos la cirugía consiste en reparar las estructuras tendinosas dañadas para conseguir la posición adecuada del párpado.