El lagrimeo continuo del ojo, puede afectar a la calidad de vida del paciente y puede derivar en infecciones en las vías lagrimales con síntomas de irritación, legañas e incluso pérdida de la visión óptima.

Este lagrimeo excesivo puede ser debido a múltiples causas:

  • El cierre del punto lagrimal (estenosis).
  • La obstrucción del conducto lagrimal.
  • Una malposición palpebral (Ectropión o eversión palpebral, entropión o inversión palpebral).

Via lagrimal

Para determinar cuál de estas causas es el origen del molesto y excesivo lagrimeo, es importante una buena exploración oftalmológica en consulta y determinar el mejor tipo de tratamiento indicado para cada caso. Entre las posibles soluciones quirúrgicas para los cierres y obstrucciones lagrimales se encuentran:

  • Dacriocistorrinostomia (DCR) que consiste en la creación de una comunicación entre los puntos lagrimales del párpado hasta la nariz.
    Hay varias técnicas quirúrgicas para solucionar la dacriocistorrinostomía:
    • la DCR externa se realiza una comunicación entre saco lagrimal y las fosas nasales a través de una apertura que parte del ángulo interno de los párpados y el puente nasal hasta el hueso nasal.
    • la DCR transcanalicular con láser diodo (DCRTC): aporta una serie de ventajas al ser una técnica más rápida y menos invasiva, que no deja cicatriz y que es prácticamente indolora. En esta técnica, se introduce la fibra láser por la vía lagrimal y se abre la obstrucción sin necesidad de incisiones ni cortes. Por esta razón, se trata de un procedimiento con mínimas molestias para el Paciente donde además se disminuye significativamente el riesgo quirúrgico.
  • La Intubación del conducto nasolagrimal para la obstrucción funcional: se realiza colocando un soporte que dilate el conducto algo estrechado de forma temporal.
  • Dacriocistectomia o extirpación del saco lagrimal, en caso de infección o abscesos que contraindiquen la DCR.
  • Estricturectomia o apertura del punto lagrimal.
  • Tira tarsal lateral para tensar el parpado en caso de ectropión o entropión y colocar el punto lagrimal en posición.

En el Centro Oftalmológico AVER, contamos con los especialistas y el equipamiento quirúrgico (láser…), para realizar la técnica más adecuada para cada Paciente.

VIDEO: Vías Lagrimales. Dr. Mora

Clínica Aver, tu clínica oftalmológica en el centro de Madrid.

Avenida Menéndez Pelayo, 7

Plaza Manuel Becerra, 18