El día de la cirugía

cirugiaEn la Clínica AVER el tratamiento se realiza en un área quirúrgica especialmente preparada para la cirugía láser. Además del estricto control del aire (filtros absolutos 99,99%), los resultados de esta técnica dependen de que la temperatura (entre 18 y 21ºC) y la humedad (40%) estén constante y estrictamente controlados y monitorizados durante las 24 horas del día los 365 días del año. De esta forma el equipo láser trabajará en las condiciones que garanticen el adecuado tratamiento.

Para proceder a la intervención tan sólo es necesario dosificar unas gotas de colirio anestésico en el ojo, 5 minutos antes de la cirugía láser.

La intervención es muy rápida, y se realiza con un láser de última generación que dispone de eye tracker (seguidor de ojos activo y pasivo). El eye tracker activo corrige la posición del láser en función de los movimientos del ojo, mientras que el pasivo detiene el láser automáticamente si el ojo realiza un movimiento fuera de la zona de seguridad del equipo, garantizando de este modo la seguridad del tratamiento.

Después de la operación el paciente pasa a la Sala de Adaptación al Medio, donde descansará entre 30 y 60 minutos con luz tenue, hasta que el Oftalmólogo realice la exploración postquirúrgica.

El Oftalmólogo realiza la exploración con lámpara de hendidura para comprobar que el resultado inmediato de la cirugía es el correcto.

En aproximadamente 1 hora el paciente es dado de alta, recomendándose unas horas de descanso antes de volver a la actividad normal. El Oftalmólogo citará al paciente para revisión en 24 horas.