La ICL es una lente “Premium”, hecha en un material denominado colámero, que se utiliza para corregir la visión en casos de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo. A diferencia de las lentes de contacto tradicionales (lentillas), la ICL se implanta en el interior del ojo.

Las lentes ICL ofrecen una visión más nítida y una mayor satisfacción para el paciente, en comparación con otras cirugías oculares. Entre las características de este tipo de lentes, destacan la mejora inmediata de la calidad de la visión y una recuperación rápida e indolora.

La ICL permite disfrutar de una visión mejorada, con mayor profundidad y dimensión. Este tipo de visión de alta definición, solo es posible para muchos pacientes, con lentes ICL.

VIDEO: Alvaro Cervantes – Vidas con otras miradas

Las Ventajas de la ICL

Durante años, el único método de corrección de la visión era la cirugía láser. Sin embargo, con la aparición de las ICL usted puede disfrutar de una visión nítida, gracias a este procedimiento ambulatorio de 15 minutos, que presenta las siguientes ventajas:

  • Lentes de alta definición, seguras e invisibles.
    Los pacientes con lentes ICL experimentan una recuperación visual casi inmediata e inmejorables resultados.A diferencia de otras lentes intraoculares, la ICL se implanta en la cámara posterior del ojo detrás del iris, lo que hace que esta lente sea invisible para el paciente y para cualquier otra persona a su alrededor. Además, su posición en el ojo asegura la función normal del iris, promueve su estabilidad y reduce las complicaciones futuras.
  • Corto tiempo de recuperación.
    El tiempo de recuperación tras la cirugía con lentes ICL es muy rápido debido a la mínima incisión que requiren este tipo de lentes. El paciente puede volver a su casa aproximadamente 1 hora después de la intervención, y muy a menudo pueden reanudar su vida normal en 24 o 48 horas.
  • Amplio rango de tratamiento.
    La ICL ha demostrado ser eficaz en pacientes con una amplia gama de errores de visión. De hecho, la ICL puede corregir la miopía de -0,5 a -18,0 dioptrías, con o sin astigmatismo. Las lentes ICL también corrigen la hipermetropía de +0,5 a +10,0 dioptrías, con o sin astigmatismo.Debido a que esta lente intraocular no requiere ninguna modificación estructural del ojo, los resultados son predecibles y muy estables en el tiempo.

Preguntas frecuentes sobre la ICL™

Visian ICL

Preguntas

¿Cómo puedo saber si soy un candidato adecuado para la ICL?

Los candidatos para la ICL deben tener entre 21 y 45 años de edad y tener miopía, hipermetropía y / o astigmatismo. El candidato ideal para las lentes ICL no debe haber tenido ningún tipo de cirugía oftálmica y carecer de antecedentes de enfermedades oculares como iritis, glaucoma o retinopatía diabética. Nuestros oftalmólogos estudiarán su caso de manera personalizada para confirmar si tiene suficiente profundidad de la cámara anterior y una adecuada densidad de las células endoteliales para ser un buen candidato a ICL.

subir

¿Cuál es la historia de las ICL?

Antes de ser lanzada al mercado, las lentes ICL fueron objeto de una extensa investigación y desarrollo. La lente se comercializa a nivel internacional desde 1997 y actualmente estas lentes han sido implantadas en más de 300.000 ojos. En los estudios clínicos realizados, más del 99 por ciento de los pacientes se mostraron satisfechos. La ICL tiene un historial de resultados clínicos estables, acompañados siempre de altos niveles de satisfacción de los pacientes.

subir

¿De qué está hecha la ICL?

La ICL está hecha de Colamero ®, un material avanzado y biocompatible que contiene una pequeña cantidad de colágeno purificado. El Colámero no causa reacción en el interior del ojo.

subir

¿Dónde se coloca la ICL?

La ICL se implantará dentro del ojo, justo detrás del iris, a través de una micro-incisión. La ICL está diseñada para permanecer en su posición de forma indefinida, sin necesitad de ningún cuidado especial.

subir

¿Cómo se implanta la ICL?

El procedimiento quirúrgico para implantar la ICL es rápido, dura unos 15 minutos, y sin dolor, aunque se puede llegar a experimentar una leve incomodidad durante la cirugía.
Dependiendo de su caso, el oftalmólogo puede preparar sus ojos unos días antes de la intervención con un pretratamiento con láser, para evitar el aumento de la presión intraocular después de la cirugía.

subir

¿Duele la cirugía con lentes ICL?

No, la mayoría de los pacientes afirma que se sienten muy cómodos durante toda la cirugía. El oftalmólogo usa gotas de anestésico tópico antes del tratamiento y adicionalmente puede por administrar un sedante suave para mayor tranquilidad del paciente.

subir

¿Podrán ver los demás la ICL?

No. La ICL se coloca detrás del iris (la parte coloreada del ojo), por lo que será invisible tanto para usted como los demás. Sólo un oftalmólogo podrá darse cuenta que siguió un tratamiento para corregir la visión.

subir

VIDEO: EVO VisianICL

Clínica Aver, tu clínica oftalmológica en el centro de Madrid.

Avenida Menéndez Pelayo, 7

Plaza Manuel Becerra, 18