¿Quién se puede operar?

Se pueden operar todas aquellas personas mayores de 18-20 años que tengan un defecto de refracción (miopía, hipermetropía, astigmatismo) con graduación estable durante al menos 1 año y que no padezcan ninguna enfermedad general que contraindique la intervención (enfermedades del colágeno como lupus, artritis reumatoide, etc) o alguna alteración ocular (queratocono, herpes corneal). Otra condición importante es que las características de la córnea (espesor, configuración, etc.) permitan la intervención. Para evaluar todas estas condiciones y asegurarse de que la cirugía láser está indicada, nuestros optometristas y oftalmólogos le realizarán una historia clínica y un completo estudio oftalmológico previo.

subir

¿Cómo es la preparación para la intervención?

Si usted es usuario de lentillas, debe estar sin utilizarlas durante algunos días antes de la primera visita (1 semana en el caso de que sean blandas no tóricas, 2 semanas si son blandas tóricas y 3 semanas si son semirrígidas -gas permeable-). En esta primera visita nuestros oftalmólogos y optometristas le realizarán un completo examen oftalmológico para asegurarse de que la operación es posible y no existe ninguna contraindicación. Si la intervención es posible se podrá realizar a los 3-4 días, durante los cuales deberá realizar un tratamiento previo con colirio (gotas) antiinflamatorio y antibiótico para prevenir complicaciones.

subir

¿En qué consiste la intervención?

Durante la intervención usted estará cómodamente tumbado en una camilla especial. El ojo se inmoviliza para evitar el parpadeo. La intervención consiste en levantar una fina capa de la córnea (flap) para después aplicar el láser directamente sobre la parte interna (el estroma) de la córnea y tallarla para corregir el defecto visual. A continuación se recoloca de nuevo el flap corneal que se pega por sí sólo, sin necesidad de puntos de sutura. Toda la intervención dura entre 10 y 15 minutos.

subir

¿Es dolorosa?

No. La intervención se realiza aplicando previamente un colirio anestésico (gotas) que hace que usted no sienta ningún dolor. Sólo notará una ligera sensación de presión durante la intervención, debido a los aparatos que se utilizan para inmovilizar el ojo.

subir

¿Qué pasa si muevo el ojo durante la intervención?

Nuestro láser de última generación cuenta con un avanzado sistema (eye tracker) que sigue automáticamente los movimientos oculares, garantizando que la aplicación del láser será siempre en la zona correcta de la córnea.

subir

¿Es rápida la recuperación?

Si. Después de la intervención usted deberá permanecer unos 20 minutos en reposo, después de los cuales se le realizará una exploración para asegurarse de que la intervención se ha realizado correctamente. Después de esta exploración usted se podrá ir a casa. En la mayoría de los pacientes la recuperación visual es muy rápida, pudiendo reintegrarse a sus actividades habituales al día siguiente de la intervención.

subir

¿Qué revisiones hay que hacer después de la intervención?

Las revisiones postoperatorias tienen por objeto asegurarse de que el resultado de la operación ha sido correcto y prevenir las complicaciones. Las revisiones se realizan al día siguiente de la intervención, a la semana, al mes y a los tres meses.

subir

¿Tendré que llevar gafas o lentillas después de la intervención?

No. El objetivo de la intervención es precisamente conseguir sin gafas ni lentillas la misma agudeza visual que usted tenía antes con sus gafas o lentillas bien graduadas. No obstante, no debe olvidar que a partir de los 45 años aparece en casi todas las personas la vista cansada (presbicia) que puede obligar a utilizar gafas para ver de cerca. Esta intervención no corrige la presbicia.

subir