La hipermetropía es una alteración de la refracción que consiste básicamente en una disminución del diámetro antero-posterior del ojo o en un excesivo aplanamiento de la córnea.

hipermetropia

Esto hace que la imagen no se forme exactamente sobre la retina (como ocurre en un ojo normal) sino un poco por detrás de ella, por lo que la imagen que llega a la retina no se ve nítida, sino borrosa.

El síntoma fundamental es la visión borrosa para los objetos cercanos (menos de 6 metros).

La hipermetropía suele estar determinada genéticamente, pero a diferencia de la miopía, no progresa durante el crecimiento. Se  manifiesta durante la infancia y suele producir dolores de cabeza, sobre todo al final del día, debido al esfuerzo constante para acomodar.

Clínica Aver, tu clínica oftalmológica en el centro de Madrid.

Avenida Menéndez Pelayo, 7

Plaza Manuel Becerra, 18