La miopía es una alteración de la refracción que consiste básicamente en un aumento del diámetro antero-posterior del ojo o en una excesiva curvatura de la córnea o del cristalino.

miopia

Esto hace que la imagen no se forme exactamente sobre la retina (como ocurre en un ojo normal) sino un poco por delante de ella, por lo que la imagen que llega a la retina no es nítida, sino borrosa.

El síntoma fundamental es, por tanto, la visión borrosa para los objetos lejanos (más de 6 metros).

La causa de la miopía no se conoce con exactitud, aunque hoy en día parece claro que tienen mucha importancia los factores genéticos, sobre todo a la hora de determinar el grado que alcanzará la miopía.

Normalmente la miopía se manifiesta cuando el niño comienza la escolarización, suele progresar durante el crecimiento y tiende a estabilizarse hacia los 20 años de edad.