¿Para qué se usan?

Con los Hilos Tensores se consigue un efecto lifting natural e inmediato a nivel de cara y cuello, sin necesidad de liftings faciales (mas agresivos que los hilos tensores). Los hilos tensores también se emplean para levantar zonas de piel caídas, como por ejemplo para levantar cejas.

La principal característica de los hilos tensores, es que están dotados de minúsculos salientes que les permite adherirse al tejido celular subcutáneo, para conseguir el efecto lifting en la zona tratada.

Los hilos tensores son hilos confeccionados con material biocompatible, normalmente polidioxanona, que es un material totalmente reabsorbible, por lo que no producen ningún tipo de reacción adversa en el organismo.

¿Características del tratamiento?

Este tratamiento se realiza de forma ambulatoria sin cirugías ni internamiento, y los primeros resultados son visibles de forma inmediata. Los resultados definitivos se empiezan a observar entre el primer y el segundo mes de tratamiento.

Los hilos tensores, se insertan en tejido celular subcutáneo para formar una malla de tensado que estimulará el colágeno en su proceso de reabsorción. En general, los hilos tensores se colocan sin anestesia o con anestesia local, ya que los hilos son tan finos y biocompatibles que no suponen mucha molestia para el paciente.

El tratamiento tiene una duración de menos de 1 hora y por regla general, el paciente puede incorporarse a sus tareas habituales de forma inmediata.

Los hilos tensores con efecto lifting, se reabsorben alrededor de los 6 meses tras su colocación, pero los resultados se mantienen entre 12 a 18 meses.

Tipos de hilos tensores

Los hilos tensores son de diferentes tipos (mono o multifilamento, espiculados, con conos…). Según el tipo de hilo utilizado se conseguirá un mayor o menor efecto lifting pero su principal indicación es estimular la síntesis de colágeno. Podemos clasificar los hilos en función de:

  • Material de fabricación.
  • Técnica de fijación.
  • Duración de su efecto lifting.

Los hilos tensores de efecto permanente son hilos biocompatibles, de material reabsorbible a largo plazo. Se utilizan para fijar los tejidos faciales a puntos fijos y evitar de esta forma la caída de la piel del rostro por acción de la gravedad, consiguiendo la reafirmación de la piel. Meses después de la reabsorción de los hilos, se habrá dado tiempo suficiente para que el tejido alrededor de los hilos haga cordones de tejido conectivo casi permanentes, lo que supone una alternativa para no tener que realizar cirugías lifting mas agresivas.

subir

Resultados y beneficios

Los principales beneficios de los hilos tensores son:

  • Los hilos tensores tienen efectos inmediatos, sin necesidad de someterse a cirugía, ni post-operatorios dolorosos.
  • Permiten retomar la actividad cotidiana de manera inmediata, tras realizarse el tratamiento.
  • Son completamente reabsorbibles y biocompatibles y no generan rechazo por el organismo.
  • Se trata de un procedimiento corto (entre 30 y 60 minutos).
  • Larga duración de los efectos tipo lifting (hasta 18 meses).
  • Los hilos tensores son efectivos para tratar distintas zonas faciales como mandíbula, mejillas, pómulos, cuello y cejas.
  • Son totalmente compatibles con otros tratamientos tipo toxina botulínica, Plasma Rico en Plaquetas y rellenos con Ácido Hialurónico.

subir

Clínica Aver, tu clínica oftalmológica en el centro de Madrid.

Avenida Menéndez Pelayo, 7

Plaza Manuel Becerra, 18