¿Para qué se usa?

Los tratamientos con Luz Intensa Pulsada (IPL), son tratamientos muy eficaces para mejorar la apariencia de la piel y tratar el envejecimiento facial alrededor de los ojos, labios y resto de la cara. Se trata de una terapia no invasiva y sin período de recuperación, por lo que los pacientes pueden retomar su actividad habitual de forma inmediata.

La “Luz Pulsada Intensa” actúa sobre unas células de la piel denominadas fibroblastos, estimulando la producción de colágeno y elastina, gracias a lo que se consigue la recuperación y regeneración de los tejidos faciales.

Los principales beneficios de los tratamientos con IPL son:

  • Minimiza o elimina las arrugas.
  • Elimina o atenúa el acné y cicatrices del Acné.
  • Reduce las machas de la piel.
  • Reducción de las pequeñas venas rojizas y las “arañitas” vasculares.
  • Reduce el tamaño de los poros
  • Rejuvenecimiento Facial.

El IPL se realiza en varias sesiones, en las que se aplica sobre la piel una “Luz Intensa” generada por una lámpara especial. Esta terapia permite tratar ciertos tipos de imperfecciones y lesiones de la piel de forma selectiva, sin lesionar la piel que se encuentra alrededor del área a tratar y sin dejar heridas. Es una terapia rápida y sin efectos secundarios por lo que la reinserción laboral es inmediata.

Clínica Aver, tu clínica oftalmológica en el centro de Madrid.

Avenida Menéndez Pelayo, 7

Plaza Manuel Becerra, 18