¿Para qué se usa?

Con el paso de los años nuestro organismo pierde capacidad para renovarse y en la piel de nuestra cara empiezan a aparecer manchas, flacidez o arrugas.

El Peeling es un tratamiento indoloro, rápido y eficaz, para la eliminación de las manchas en la piel, líneas de expresión, cicatrices de acné y arrugas, y con el que se consigue una piel nueva, limpia, elástica.

¿Cómo es el tratamiento?

El peeling es un proceso de exfoliación que se utiliza para disminuir las capas superficiales de la piel, con el fin de retirar las células muertas y tratar diversos tipos de lesiones cutáneas, mediante la renovación de tejido epidérmico.
Es un tratamiento en el que se extraen las capas mas superficiales de la piel, logrando un rejuvenecimiento cutáneo, estimulando la producción de elastina y colágeno, y aumentando la hidratación.

Se realiza aplicando productos químicos sobre la piel, con la finalidad de eliminar capas cutáneas. Los peelings más superficiales están indicados en casos de daño solar leve o para mejorar el acné, mientras que los peelings medios y profundos pueden realizarse para arrugas y cicatrices de acné.

Los cuidados posteriores al tratamiento, varían dependiendo de la profundidad del peeling realizado, pero se recomienda por lo general no exponerse al sol y utilizar protector solar en un determinado plazo que le indicará el Doctor dependiendo del peeling. Por norma general, con peelings más profundos el número de días de recuperación y regeneración de la piel es mayor que en el caso de peelings superficiales, que pasan prácticamente desapercibidos, y en los que la persona se puede maquillar inmediatamente.

subir

Tipos

Los peelings pueden ser físicos o químicos y para elegir el tipo adecuado, se debe conocer el tipo de piel, su fotosensibilidad, la historia médica y las alergias de la persona a tratar.

Los peeling químicos:

Se basan en la colocación de ácidos sobre la piel para conseguir la eliminación de las toxinas y manchas y así poder recuperar la tersura de la piel. Gracias al uso de ácidos con distintos pH y concentraciones, se pueden realizar peeling químicos con diferentes niveles de profundidad, según el efecto que el paciente y el Doctor quieran lograr.

Son adecuados para eliminar manchas, acné, poros abiertos y cicatrices leves.

Peeling Físicos:

Se usan para tratar cicatrices y para el rejuvenecimiento de la piel.
Entre los peeling físicos encontramos dos opciones: la microdermoabrasión y el láser.

  • Microdermoabrasión: Es una abrasión controlada de las distintas capas de la piel, para favorecer su rejuvenecimiento.
  • Láser: Con los equipos láser para tratamientos de peeling, se puede controlar la profundidad del rayo, para eliminar el tejido desvitalizado y al mismo tiempo restaurar las fibras de colágeno. El peeling con Láser está contraindicado en pacientes con inmunidad baja o que presenten procesos infecciosos, herpes o lesiones en el área a tratar como vitíligo, psoriasis… Tampoco se puede aplicar en pacientes con trastornos hepáticos.

subir

Resultados y beneficios

Entre las beneficios del tratamiento peeling, podemos destacar:

  • Disminución o eliminación de arrugas y manchas.
  • Cierre de poros y mejora de marcas de acné.
  • Mejora de la tersura y de la hidratación de la piel.
  • Aumento de la luminosidad del rostro.
  • Rejuvenecimiento cutáneo, gracias a la reactivación de los procesos circulatorios y de recambio celular.
  • Estimulación de la producción de colágeno y elastina con mejora de la estética facial (efecto lifting).

subir

Clínica Aver, tu clínica oftalmológica en el centro de Madrid.

Avenida Menéndez Pelayo, 7

Plaza Manuel Becerra, 18