¿Para qué se usa?

Entre los nuevos tratamientos existentes para lograr el rejuvenecimiento facial, uno de los menos invasivos es el tratamiento con radiofrecuencia, que permite devolverle a la piel de la cara y el cuello, el tono perdido con el paso del tiempo.

Las principales aplicaciones de la radiofrecuencia son:

  • Atenúa las arrugas y reduce las líneas de expresión.
  • Reafirma la piel y combate la flacidez.
  • Estimula rápidamente la producción de colágeno.
  • Rejuvenece la piel.

A la hora de dar un aspecto mas juvenil al rostro, el tratamiento de rejuvenecimiento facial por radiofrecuencia es uno de los más indicados, pues se trata de una técnica rápida, indolora y de óptimos resultados.

Inmediatamente después del tratamiento, notará la piel más suave, firme y elástica, y entre tres y seis meses después de su aplicación aparecerán gradualmente los efectos más visibles y duraderos, gracias a la estimulación de la producción de colágeno. Por esta razón, meses después de la realización de la radiofrecuencia se seguirán notando mejoras en la piel y realce del contorno facial.

Este tratamiento se indica en muchos casos para pacientes que no desean un lifting facial o cambios drásticos en su imagen. Al ser un tratamiento cuya reincorporación a la actividad cotidiana es inmediata, también lo realizan muchas personas que no pueden dejar de trabajar.

¿Cómo es el tratamiento?

Este tratamiento es uno de los más novedosos usados en el campo de la medicina estética. Consiste en la aplicación de radiofrecuencia para estimular las fibras naturales de colágeno. Estas fibras se retraen por acción del calor generado, y se estiran consiguiendo el deseado efecto lifting o tensor y el rejuveneciendo de la piel de la cara.

Durante el tratamiento con radiofrecuencia se siente una breve sensación de calor. Esto significa que el colágeno está siendo estimulado y reafirmado. Puede observarse un leve enrojecimiento al finalizar la sesión, que desaparecerá rápidamente. Al finalizar el tratamiento, la mayoría de las personas no necesitan tiempo de reposo y esto les permite volver a su actividad cotidiana inmediatamente.

Los tratamientos de rejuvenecimiento facial por radiofrecuencia pueden durar entre 30 y 60 minutos. En la mayoría de los casos están indicadas entre 5 y 8 sesiones, con intervalos de una o dos semanas y se recomienda una sesión de mantenimiento cada tres meses para obtener resultados de larga duración.

Esta moderna técnica anti-flacidez es indolora, rápida y efectiva. Con la radiofrecuencia se mejora la microcirculación, se favorece el drenaje linfático y se estimula la producción de nuevo colágeno.

La radiofrecuencia se puede realizar en todo tipo de pieles, con buenos resultados rejuvenecedores en zonas faciales como frente, ojos, pliegues nasolabiales, líneas de la mandíbula, papada y el área por debajo del mentón.

Es ideal como técnica complementaria a otros tratamientos quirúrgicos usados para el rejuvenecimiento facial. No suplanta de ninguna manera al lifting quirúrgico, pero es un gran complemento que tenemos en medicina estética.

subir

Clínica Aver, tu clínica oftalmológica en el centro de Madrid.

Avenida Menéndez Pelayo, 7

Plaza Manuel Becerra, 18