Es la reducción de la visión de 1 o los 2 ojos, por falta de estimulación visual adecuada durante el periodo del desarrollo de la visión de las personas. La ambliopía siempre comienza en la infancia y sólo puede tratarse efectivamente durante este periodo.

La ambliopía se presenta aproximadamente en la mitad de los niños con estrabismo. Se puede prevenir, por lo que es muy importante un adecuado tratamiento a tiempo, para evitar la pérdida definitiva de la visión del ojo afectado.

Se diagnostica, cuando se detecta una disminución de la agudeza visual a pesar de la corrección con las gafas adecuadas, no explicable por otra causa o anomalía ocular. Los defectos refractivos (miopía, astigmatismo e hipermetropía) y el estrabismo son las dos causas principales de ambliopía.

Ambliopía: ojo vago

El éxito del tratamiento dependerá de un diagnóstico lo suficientemente temprano. El tratamiento básico consiste en obligar al cerebro a utilizar el “ojo vago” impidiendo la visión del “ojo bueno”, generalmente tapándolo con un parche. También a veces se pueden usar colirios u oscurecer uno de los cristales de las gafas, según el criterio del oftalmólogo, para obligar al cerebro del niño a usar el ojo vago.

Clínica Aver, tu clínica oftalmológica en el centro de Madrid.

Avenida Menéndez Pelayo, 7

Plaza Manuel Becerra, 18