Desde el punto de vista médico, el Glaucoma se clasifica:

  1. Según la edad: por el momento de aparición de la enfermedad:
    1. Glaucoma infantil congénito.
    2. Glaucoma infantil secundario a anomalías oculares o sistémicas.
    3. Glaucoma del adulto.
  2. Según el origen del glaucoma:
    1. Glaucoma primario: Si no existe otra enfermedad que lo cause. Dentro de este apartado se incluyen los siguientes tipos:
      • De ángulo cerrado: Generado por la disminución del ángulo formado por el iris y la córnea. Suele aparecer de forma aguda, con elevación brusca de la presión intraocular, dolor intenso, disminución de agudeza visual, visión de halos alrededor de las luces, enrojecimiento del ojo, dilatación de la pupila, náuseas y vómitos.
      • De ángulo abierto: En estos casos de glaucoma, el ángulo formado por el iris y la córnea es normal. La evolución es lenta y no existen síntomas aparentes, pero la visión del paciente se deteriora progresivamente.
    2. Glaucoma secundario: Cuando existe otra enfermedad que origina el glaucoma. Dentro de este apartado se incluyen los siguientes tipos:
      • Inducido por corticoides: derivado del empleo de cortisona de forma prolongada.
      • Traumático: Tras un traumatismo en el ojo, puede producirse una hemorragia que desencadene una hipertensión ocular.
      • Pseudoexfoliativo: El glaucoma pseudoexfoliativo suele presentarse después de los 70 años. Es un tipo de glaucoma que tiene lugar en personas afectadas por una enfermedad de origen genético conocida como síndrome de pseudoexfoliación.
      • Pigmentario: Suele ser un glaucoma agresivo que se presenta de manera silenciosa en pacientes entre los 30 y los 50 años, usualmente miopes.
      • Inducido por la mala posición del cristalino.
      • Asociado a uveítis.
      • Neovascular, etc.

Clínica Aver, tu clínica oftalmológica en el centro de Madrid.

Avenida Menéndez Pelayo, 7

Plaza Manuel Becerra, 18