¿En qué consiste el procedimiento?

SUPRACOR es un tratamiento para corregir la vista cansada mediante la aplicación de láser en la superficie del ojo.

Lo que hacemos con el láser SUPRACOR es HACER UN TALLADO MULTIFOCAL en la parte más externa del ojo que es la córnea que nos permita enfocar en todas las distancias como si viéramos a través de una lente multifocal: en distancia lejos (para ver la TV o conducir), en la distancia intermedia (para trabajar con el ordenador) y en la distancia corta (para leer, ver un menú de un restaurante, el teléfono móvil o el reloj).

SUPRACOR es básicamente un procedimiento LASIK, así pues, utiliza la misma técnica quirúrgica que utilizamos desde hace más de 20 años para corregir la miopía, hipermetría y astigmatismo pero con una nueva aplicación para corregir la vista cansada: SUPRACOR.

Esta cirugía como no tenemos que entrar dentro del ojo, resulta menos invasiva y arriesgada que las cirugías que son intraoculares y con la ventaja de poder hacerla en los 2 ojos de manera simultánea.

¿Qué pruebas se tiene que realizar un paciente que se va a operar de SUPRACOR?

Para que un paciente sea un buen candidato necesitamos 3 requisitos

  1. asegurarnos que el ojo está sano: realizamos una exploración completa oftalmológica.
  2. asegurarnos que la graduación que tiene el paciente se puede corregir con esta técnica: hacemos un estudio dilatando la pupila para asegurarnos de la graduación real que tiene el paciente.
  3. asegurarnos que la superficie que vamos a pulir con el láser es simétrica, regular y homogénea: hacemos estudios de topografía externa e interna para confirmarlo.

¿Es SUPRACOR un procedimiento largo y complicado?

Una de las ventajas de SUPRACOR es que es un procedimiento LASIK: por lo que dura un total de 5-10 minutos por ojo.

Este procedimiento lo entendemos muy bien si sabemos que la parte más externa del ojo ó córnea en realidad está compuesta de una serie de fibras de colágeno dispuestas en capas y lo que vamos a hacer es levantar la capa más superficial para aplicar el láser en las capas más profundas; una vez que hemos realizado el tallado multifocal con el láser, recolocamos la capa que previamente habíamos levantado en su posición original para proteger la zona tratada y favorecer la cicatrización de una manera rápida y sin dolor.

A la ½ hora de terminar el proceso, se confirma que todo está perfecto para que el paciente se marche a casa y comienza el seguimiento postoperatorio.

¿Sienten dolor los pacientes durante o después de la cirugía?

Como con cualquier procedimiento LASIK, no hay dolor durante o después de la cirugía.

El ojo es un órgano que se anestesia muy bien con solo aplicar unas gotas de colirio anestésico, sin pinchar; una vez aplicada la anestesia en gotas, el paciente notará una sensación similar a que le cae agua pero NO DOLOR.

Durante las primeras horas después se pueden experimentar algunas molestias, fotofobia o la sensación de tener un cuerpo extraño. Pero estos síntomas desaparecen en las primeras horas.

¿Cuanto tiempo de recuperación se necesita después del tratamiento?

La recuperación de la visión de cerca es casi inmediata. Muy a menudo, los pacientes pueden leer sin gafas pocas horas después de la cirugía y reanudar su vida normal en 24 o 48 horas.

¿Cuándo pueden los pacientes leer de lejos y de cerca sin gafas?

La visión de cerca es buena a partir del día de la operación. La visión de lejos puede llevar más tiempo, pero es suficientemente buena como para no necesitar gafas a partir de la 1ª semana.

¿Necesitan los pacientes gafas para ver de lejos después del tratamiento?

La visión de lejos puede verse disminuida inicialmente, y la utilización de gafas correctoras provisionales puede ser una opción, pero en nuestra experiencia, los pacientes las solicitan muy rara vez.

¿Experimentan ansiedad los pacientes antes del tratamiento, y, en caso afirmativo, qué hacen en Clínica AVER para disipar su preocupación?

Es muy frecuente que los pacientes manifiesten su temor a pasar por una cirugía ocular.

En la visita previa a la cirugía es muy importante hablar mucho con el paciente; tiene que resolver sus dudas y tener absoluta confianza en su doctor; la información de cómo va a ser el procedimiento, le hará perder el miedo que todos tenemos ante lo desconocido.

Durante la cirugía, siempre hablamos a los pacientes y les contamos lo que van a ir notando para que no se asusten y se les acorte el tiempo quirúrgico.

El procedimiento lásik es bien conocido en general y el SUPRACOR no es diferente en esto.

¿Hay una reacción típica inicial del paciente después de la cirugía y durante el periodo de seguimiento?

Los pacientes están impresionados por la calidad de la visión de cerca y por lo que pueden leer apenas unas horas después de la cirugía.

¿Qué nivel de seguridad tiene SUPRACOR? ¿Existe algún riesgo?

Como cualquier otro procedimiento LASIK que llevamos más de 20 años realizando, estamos ante una cirugía eficaz y segura donde la tasa de éxitos es altísima y la tasa de complicaciones muy baja; así pues los riesgos son básicamente los mismos que se pueden esperar de una cirugía de miopía, hipermetría y astigmatismo.

Es fundamental hacer una buena selección de los pacientes para ELEGIR A LOS PACIENTES CANDIDATOS y para DETERMINAR QUÉ TÉCNICA QUIRÚRGICA ES LA MAS ADECUADA EN CADA CASO: una buena metodología durante el estudio preoperatorio asegura el éxito de la cirugía.


En esta técnica donde el pulido que hacemos con el láser en la superficie es MULTIFOCAL, es importantísimo el centrado y por tanto es imprescindible ser muy exquisitos y cuidadosos en la técnica quirúrgica.

¿Qué ocurre con los pacientes que pueden necesitar una operación de cataratas en el futuro? ¿Puede suponer un problema después de SUPRACOR?

La cirugía de cataratas después de SUPRACOR es un procedimiento estándar sin dificultades añadidas. Lógicamente el cambio de la superficie del ojo, tendrá que tenerse en cuenta para ajustar la potencia de la lente intraocular que se vaya a colocar en la cirugía de catarata.

SUPRACOR es un tratamiento bilateral. ¿Cuáles son las principales ventajas para los pacientes que se someten a un procedimiento bilateral, comparado con un tratamiento monovisión?

En la técnica de monovisión, el tallado con láser NO ES MULTIFOCAL, de manera que para poder ver de lejos y de cerca, se corrige uno de los ojos para la visión lejana y el otro para la visión cercana. Esta cirugía de monovisión no siempre se puede plantear a todos lo pacientes ya que la situación en la que le ponemos puede no resultar cómoda y puede penalizar la visión tridimensional.

Con SUPRACOR, al realizarse un tallado multifocal, los 2 ojos van a ver tanto de lejos como de cerca, de manera que no hay riesgo de que el paciente no se adapte ó se penalice la visión tridimensional.

¿Recomiendan los pacientes el procedimiento SUPRACOR a otros “candidatos potenciales” en su círculo de conocidos?

La satisfacción entre los pacientes es muy alta. Si se ha realizado una selección adecuada de pacientes y se les han explicado las ventajas y las limitaciones del procedimiento, sus expectativas se cumplen.

¿Qué opina acerca de los resultados a largo plazo? ¿Serán permanentes?

Es cierto que debido a la edad, podemos esperar algunos cambios en la visión, pero el tratamiento SUPRACOR está diseñado para alcanzar una visión en todas las distancias, suficientemente buena y que nos permita SER INDEPENDIENTES DE LA GAFA GRAN PARTE DE NUESTRO TIEMPO Y EN CASI TODAS NUESTRAS ACTIVIDADES COTIDIANAS: leer un periódico, un menú de un restaurante, el precio de lo que compramos en las tiendas, el reloj o teléfono móvil, el ordenador.

¿Es cara esta cirugía?

Si hacemos una comparativa económica con las alternativas actuales que encontramos en el mercado para poder corregir este tipo de defecto en la visión: gafas progresivas, lentes de contacto…etc, que debemos cambiar cada cierto tiempo con el riesgo añadido de una posible rotura, pérdida …. etc., la cirugía LASER nos ofrece una solución muy rentable además de unos beneficios incomparables.

VIDEO: Adios a la vista cansada

Entrevista a la Doctora Beatriz Paredes de la Clínica Aver

Clínica Aver, tu clínica oftalmológica en el centro de Madrid.

Avenida Menéndez Pelayo, 7

Plaza Manuel Becerra, 18