Además de la degeneración macular, otras enfermedades de la mácula son:

  • Membrana epirretinina y agujero macular:
  • Coriorretinopatia serosa central:

Membrana epirretinina y agujero macular:

Causa

La separación del gel vítreo de las zonas de la retina a las que está unido, suele ser un proceso que ocurre a lo largo de la vida. A veces, una separación incompleta del gel vítreo puede alterar la percepción visual central o problemas en la visión

Sintomas

Los síntomas generados por este tipo de enfermedades son alteraciones en las formas o tamaño de los objetos, impresión de disminución de la visión, y dificultad en el enfoque.

Diagnóstico

El diagnóstico ha de realizarse con la exploración del fondo de ojo con lentes especiales de exploración retiniana y la realización de una tomografía de coherencia óptica OCT, prueba que aporta un escáner con la forma y grosor macular con una gran precisión.

Membrana epirretiniana

Tratamiento

No todos los casos de estas patologías requieren tratamiento, ya que en algunas ocasiones pueden darse mejorías espontáneas. Cuando los síntomas y la agudeza visual es normal y se mantienen estables, solo se requiere seguimiento con las pruebas diagnósticas. Cuando se produce una disminución de la agudeza visual progresiva o alteraciones severas en la percepción de las formas, entonces puede requerir una cirugía llamada vitrectomía, en la cual se retira el vítreo y los restos que están ocasionando el cambio en la mácula.

Coriorretinopatia serosa central:

Causa

La Coriorretinopatia serosa central (CSC) es una enfermedad en la que falla la barrera externa (epitelio pigmentario) que separa la retina, de los vasos de la capa nutricia externa, generando pequeñas fugas de material líquido que se acumula entre las capas de la retina y altera la estructura y el grosor de la zona macular.

Suelen ser enfermedades que ocurren espontáneamente en gente joven o en personas con situaciones de estrés o que están bajo tratamiento con antiinflamatorios intensos.

Síntomas

Provoca sensación de manchas centrales fijas en la visión, que disminuyen la agudeza visual y la nitidez en el ojo que está sufriendo la afección. Las manchas pueden fluctuar, pero la visión de esa mancha es constante en la zona central de visión.

Diagnóstico

El método de diagnóstico y control es la exploración con lentes específicas retinianas. Además las dos pruebas fundamentales para diagnosticar esta enfermedad, son:

  • la realización de escáneres maculares con tomografías de coherencia óptica (OCT) para ver los cambios en la estructura y grosor macular.
  • la angiografía con fluoresceína AFG para localizar los puntos de fuga en la barrera retiniana y valorar el tratamiento directo sobre las zonas alteradas.
Edema macular

Tratamiento

En la mayoría de las ocasiones, la propia retina suele drenar esa fuga de líquido por sí misma, con lo que normalmente solo es necesario el control con las pruebas específicas para ir controlando la evolución.

Solo en las situaciones en las que la alteración visual se hace crónica en el tiempo o dificulta la visión de manera considerable, es cuando se valorará alguno de los siguientes tratamientos:

  • Tratamiento con láser en las fugas alejadas de la zona central de la retina.
  • Uso de fármacos intravitreos como el Lucentis o Avastin para disminuir la salida del líquido hacia las diferentes capas de la retina y mejorar el estado de la persona afectada.

Clínica Aver, tu clínica oftalmológica en el centro de Madrid.

Avenida Menéndez Pelayo, 7

Plaza Manuel Becerra, 18