Los tratamientos más habituales para las patologías de retina y mácula son:

  • Terapia con láser Argón.
  • Fármacos Antiangiogénicos: Lucentis y Avastín.
  • Antinflamatorio intraocular: Ozurdex.

Terapia con láser Argón

Es una de las técnicas de tratamiento más usadas a nivel de retina. Este tratamiento consiste en concentrar la luz del láser sobre la retina, para así reforzar la retina debilitada y sellar los vasos que pueden estar fugando líquido. Es un tratamiento idóneo para enfermedades como retinopatías diabéticas y sirve para reforzar zonas de la retina debilitadas, evitando así que pudieran dañarse en un futuro.

Es un tratamiento sencillo e indoloro, pues se realiza con anestesia tópica (gotas). Después de realizarse se puede realizar una vida normal, tratando de evitar actividad física intensa los primeros días.

Fármacos Antiangiogénicos: Lucentis y Avastín

Estos fármacos han generado una revolución en el tratamiento de la retina ya que con ellos se ha conseguido estabilizar y tratar enfermedades, que hasta hace poco no tenían solución. Con estos fármacos se reduce la posibilidad de avance de la enfermedad.

El objetivo de estos fármacos es el de frenar la proliferación de los vasos anómalos que se pueden formar en la retina, a través del bloqueo de los factores de crecimiento de los vasos. Esto hace que sean el único tratamiento posible en algunos de los tipos de Degeneración Macular y uno de los mejores tratamientos en enfermedades como la retinopatía diabética o los infartos vasculares.

Su aplicación se realiza bajo anestesia tópica y es rápida y sencilla. La intervención dura unos pocos segundos y es indolora para el paciente. La realizamos en nuestros quirófanos por cuestiones de asepsia para que el proceso esté totalmente controlado.

Antinflamatorio intraocular: Ozurdex

El Ozurdex se trata de un corticoide intraocular que se libera lentamente, actuando de manera muy potente sobre los factores inflamatorios liberados en muchas enfermedades de la retina y que favorece la bajada de la inflamación intraocular, que ayuda a mejorar la visión.

Su efecto antiinflamatorio lo hace muy efectivo en enfermedades como el edema macular secundario, edema post-quirúrgico, en infartos intraoculares, en enfermedades inflamatorias intraoculares y también en casos de edema macular diabético. La gran ventaja de este fármaco además de su efectividad es su gran duración, llegando a durar su efecto hasta 6 meses.

Su aplicación se realiza bajo anestesia tópica y es rápida y sencilla. La intervención dura unos pocos segundos y es indolora para el paciente. La realizamos en nuestros quirófanos por cuestiones de asepsia para que el proceso esté totalmente controlado.

Contraindicaciones

Se trata de un tratamiento muy seguro, pues su aplicación directa sobre la retina hace que apenas existan contraindicaciones. Aunque es un medicamento muy seguro, en ocasiones puede generar subidas de presión ocular, por lo que requerirá especial cuidado en pacientes con niveles elevados de tensión ocular.

Clínica Aver, tu clínica oftalmológica en el centro de Madrid.

Avenida Menéndez Pelayo, 7

Plaza Manuel Becerra, 18