Podemos frenar

Podemos frenar el

el avance del GLAUCOMA
avance del GLAUCOMA

Nuestros pacientes lo ven claro:

Pide tu cita

Pide tu cita

El glaucoma es una enfermedad ocular que provoca un daño progresivo en el nervio óptico del paciente, afectando a su campo visual y a la calidad de su visión.

La mayoría de las veces se debe a un aumento de la presión intraocular, aunque existen otros factores que pueden ocasionar su aparición como la edad, familiares con antecedentes en glaucoma o patologías como la diabetes.

Es muy importante la detección precoz del glaucoma, pues es una enfermedad que si no se trata a tiempo puede hacer perder la visión por completo y llegar a causar ceguera. 

La mitad de los pacientes con glaucoma no saben que lo padecen porque generalmente no produce síntomas evidentes. Una persona puede tener glaucoma y no sentir dolor ni padecer pérdida brusca de la visión hasta el final de la enfermedad. La pérdida de visión puede ser progresiva y esto hace que las personas tarden en darse cuenta de los primeros síntomas de esta enfermedad.

Solo en los casos de ataques agudos de glaucoma, el paciente nota que el ojo se enrojece y que le produce un dolor intenso, que puede ir acompañado de náuseas, vómitos y de visión borrosa.

Por estas razones es tan importante pedir cita con un oftalmólogo que nos permitirá detectar esta enfermedad e indicar el tratamiento adecuado para detenerla. Se recomienda una revisión anual a partir de los 40 años como forma de screening y detección precoz de aquellos casos con mayor riesgo de desarrollar glaucoma.

Clínica Aver es referente en Madrid en cirugías con implantes para evitar el glaucoma.

Estos implantes de última generación están diseñados para crear una derivación del líquido intraocular hacia el exterior del ojo y se implantan en tan solo 10 minutos a través de una mínima incisión.

Los implantes de última generación también son muy útiles en casos de pacientes que van a ser intervenidos de catarata, para mejorar el control de la presión intraocular y así reducir el uso de fármacos contra el glaucoma.

Esta técnica se puede usar en pacientes que ya han sido intervenidos previamente de glaucoma y que no han respondido adecuadamente.

El glaucoma es una enfermedad ocular que provoca un daño progresivo en el nervio óptico del paciente, afectando a su campo visual y a la calidad de su visión.

La mayoría de las veces se debe a un aumento de la presión intraocular, aunque existen otros factores que pueden ocasionar su aparición como la edad, familiares con antecedentes en glaucoma o patologías como la diabetes.

Es muy importante la detección precoz del glaucoma, pues es una enfermedad que si no se trata a tiempo puede hacer perder la visión por completo y llegar a causar ceguera. 

La mitad de los pacientes con glaucoma no saben que lo padecen porque generalmente no produce síntomas evidentes. Una persona puede tener glaucoma y no sentir dolor ni padecer pérdida brusca de la visión hasta el final de la enfermedad. La pérdida de visión puede ser progresiva y esto hace que las personas tarden en darse cuenta de los primeros síntomas de esta enfermedad.

Solo en los casos de ataques agudos de glaucoma, el paciente nota que el ojo se enrojece y que le produce un dolor intenso, que puede ir acompañado de náuseas, vómitos y de visión borrosa.

Por estas razones es tan importante pedir cita con un oftalmólogo que nos permitirá detectar esta enfermedad e indicar el tratamiento adecuado para detenerla. Se recomienda una revisión anual a partir de los 40 años como forma de screening y detección precoz de aquellos casos con mayor riesgo de desarrollar glaucoma.

Clínica Aver es referente en Madrid en cirugías con implantes para evitar el glaucoma.

Estos implantes de última generación están diseñados para crear una derivación del líquido intraocular hacia el exterior del ojo y se implantan en tan solo 10 minutos a través de una mínima incisión.

Los implantes de última generación también son muy útiles en casos de pacientes que van a ser intervenidos de catarata, para mejorar el control de la presión intraocular y así reducir el uso de fármacos contra el glaucoma.

Esta técnica se puede usar en pacientes que ya han sido intervenidos previamente de glaucoma y que no han respondido adecuadamente.

Seguros de salud 

trabajamos con las principales compañías.

AVER es clínica de referencia para muchas Sociedades Médicas, a cuyos asegurados prestamos atención oftalmológica de manera profesional, pero sobre todo con cariño y de forma personalizada.

Trabajamos con las Compañías de Salud mas importantes, lo que nos permite atender a la gran mayoría de personas con seguros de Salud.

¿Por qué elegir Clínica AVER?

Satisfacción

Clínica con mayor grado de satisfacción de pacientes en Madrid.

Prestigio

Prestigio y experiencia de los Doctores con gran vocación y ética.

Éxito

Éxito en las cirugías con excelentes resultados en calidad de visión.

Excelencia

Completos estudios que permiten seleccionar las técnicas más adecuadas.

Experiencia

Hemos tratado a más de 100.000 pacientes en más de 20 años de experiencia.

Preguntas frecuentes glaucoma

El hecho de tener familiares con glaucoma aumenta la probabilidad de padecer la enfermedad, por lo que es imprescindible realizar una revisión oftalmológica al menos una vez al año o con la periodicidad que le indique el oftalmólogo.

Excepto en los glaucomas agudos en los que los síntomas son dolor ocular muy intenso acompañado de disminución de visión, ojo muy rojo y grave malestar general, el resto de los glaucomas (la mayoría de ellos) no producen síntomas apreciables por el paciente.

La mayoría de los pacientes con glaucoma no saben que lo padecen, porque generalmente no produce síntomas evidentes. Una persona puede tener glaucoma y no sentir dolor ni padecer pérdida brusca de la visión.

Hoy en día la mayoría de las intervenciones quirúrgicas en oftalmología pueden ser realizadas con anestesia local. Por ello el paciente no sentirá dolor durante la cirugía. En las horas y días posteriores a la intervención, puede sentir leves molestias como sensación de cuerpo extraño, escozor, ojo rojo, etc,

El mayor factor de riesgo de glaucoma es la presión intraocular alta. Por esta razón, los tratamientos actúan bajando la presión hasta valores normales.

Los tratamientos para el glaucoma se basan inicialmente en el uso de fármacos (colirios), aunque también podemos proponer en algunos casos tratamientos con láser (trabeculoplastia) y en ocasiones puede llegar a ser necesaria cirugía.

En el caso de que un glaucoma necesite un procedimiento quirúrgico, en Clínica Aver se realizan cirugías poco invasivas con implantes intraoculares de última generación. Si estos implantes no son posibles, nuestros oftalmólogos son expertos en la técnica de EPNP. Se trata por tanto de una cirugía mucho mas segura, con menos riesgos operatorios y postoperatorios y con una recuperación más rápida en la mayoría de los casos.

La detección precoz es fundamental. A partir de los 40 años, es importante someterse a una revisión completa de los ojos y en aquellos pacientes de riesgo, deberán realizarse además pruebas específicas para su detección, cada año.

En estas revisiones, el oftalmólogo nos ayudará a controlar la presión intraocular alta, que es la principal causa del Glaucoma. Si reducimos la presión del ojo en las primeras etapas del glaucoma, podemos detener el progreso de la enfermedad y ayudar a proteger la visión. Sin embargo, la visión que se pierde debido al glaucoma, no puede recuperarse.

No necesariamente. A veces el simple hecho de tener una córnea de grosor elevado puede hacer que la medida de la presión intraocular de valores altos. No obstante, se deben que evaluar otros factores como por ejemplo el estado del nervio óptico y realizar pruebas diagnósticas para asegurase si se realmente se trata de  glaucoma u otra anomalía ocular.

¿Necesitas más información?

Cuidamos tu vista.

La clínica oftalmológica Aver lleva atendiendo pacientes durante los últimos 20 años con gran éxito.