¿HARTO DEL OJO SECO?

¿HARTO DEL OJO SECO?

te contamos la solución

te contamos la solución

Nuestros pacientes lo ven claro:

Pide tu cita

Pide tu cita

TEST OJO SECO

¿Sabes si sufres de ojo seco?

Con el Test OSDI se puede determinar si se sufre de ojo seco. Sólo tienes que responder a 12 preguntas, te llevará menos de 5 minutos.

El ojo seco es una enfermedad crónica y progresiva, en la que el ojo no produce la cantidad o calidad de lágrima adecuada para mantener una superficie ocular sana. Como resultado del síndrome del ojo seco se pueden manifestar molestos trastornos de la visión, sensaciones de quemazón, escozor o de cuerpo extraño, inflamación en los ojos, etc. Si el proceso se mantiene, la incomodidad pasa a ser permanente, pudiendo incluso generar un lagrimeo muy incómodo para las personas que lo padecen.

Una de las causas más importantes de ojo seco en nuestro medio es el ojo seco evaporativo, en el cuál, la calidad de la lágrima está afectada porque no se mantiene de forma estable y duradera en la superficie de nuestros ojos, es decir se evapora antes de tiempo. En esta situación influyen muchos factores como son los ambientes secos, la toma de algunos medicamentos, la edad, el sexo femenino, la reducción de la frecuencia de parpadeo cuando fijamos nuestra visión frente a pantallas y la disfunción de las glándulas que se encargan de secretar el componente oleoso de nuestra lágrima. Estas glándulas están situadas en el espesor de nuestros párpados, se denominan glándulas de Meibomio y con frecuencia se pueden obstruir o dejar de funcionar correctamente traduciéndose esto en una evaporación excesiva de la película lagrimal provocando secundariamente reacciones inflamatorias en el margen de los párpados ( blefaritis ) y en la superficie de nuestros ojos, dando lugar a las incómodas molestias ya comentadas de esta patología.

Cabe destacar que las mujeres mayores de 45 años son uno de los grupos más afectados por el ojo seco. En este caso, las posibilidades de padecer molestias derivadas del ojo seco se agravan a partir de la menopausia, ya que los cambios hormonales que se producen, influyen en la producción de secreciones.

Alguno de los síntomas y molestias asociadas al ojo seco son:
  • Irritación y escozor.
  • Sensación de arenilla en los ojos.
  • Fatiga visual.
  • Molestar al trabajar con un ordenador, tablet o al leer en nuestro teléfono móvil.
  • Ojos rojos.
  • Ojos llorosos. En algunos casos de ojo seco, el ojo intenta “compensar” esta alteración y genera un molesto lagrimeo habitual.
  • Episodios de visión borrosa o mala visión.
  • Intolerancia a las lentes de contacto que nos impiden usarlas con normalidad.

Existen varias opciones para el tratamiento del ojo seco y su elección dependerá de los síntomas individuales y de la causa raíz del ojo seco en cada paciente.

Tratamientos tradicionales con lágrimas artificiales, corticoides u otros antiinflamatorios, la higiene y el calor local sobre los párpados, permiten mejoras temporales y alivio de los molestos síntomas del ojo seco.

Además de estas soluciones, hoy en día ya contamos con modernas técnicas como el láser IPL (Intense Pulse Light) que combate la disfunción de las glándulas de Meibomio, la principal causa de ojo seco evaporativo .

Este moderno tratamiento mejora por tanto la secreción del componente lipídico de la lágrima, consigue que ésta se mantenga más tiempo y de forma natural en la superficie de nuestros ojos, permite reducir la inflamación de los párpados ( blefaritis ) además de conseguir alivio prolongado de los síntomas de ojo seco , evitando que la enfermedad se convierta en severa y crónica.

La Unidad Clínica de Ojos Seco de AVER, ya dispone de las modernas técnicas con IPL para este tipo de tratamientos.

¿Cuáles son las ventajas de los tratamientos con IPL?

La mayor ventaja de los tratamientos con IPL es la mejoría de los síntomas, como por ejemplo:


  • Disminución en la sensación de cuerpo extraño en el interior del ojo

  • Disminución de la sequedad y la fatiga ocular.

  • Reducción del lagrimeo

  • Menor irritación y picor de los ojos

Estos son algunas de las mejoras en los síntomas que pueden cambiar mucho la calidad de vida de los pacientes con ojo seco.

El ojo seco es una enfermedad crónica y progresiva, en la que el ojo no produce la cantidad o calidad de lágrima adecuada para mantener una superficie ocular sana. Como resultado del síndrome del ojo seco se pueden manifestar molestos trastornos de la visión, sensaciones de quemazón, escozor o de cuerpo extraño, inflamación en los ojos, etc. Si el proceso se mantiene, la incomodidad pasa a ser permanente, pudiendo incluso generar un lagrimeo muy incómodo para las personas que lo padecen.

Una de las causas más importantes de ojo seco en nuestro medio es el ojo seco evaporativo, en el cuál, la calidad de la lágrima está afectada porque no se mantiene de forma estable y duradera en la superficie de nuestros ojos, es decir se evapora antes de tiempo. En esta situación influyen muchos factores como son los ambientes secos, la toma de algunos medicamentos, la edad, el sexo femenino, la reducción de la frecuencia de parpadeo cuando fijamos nuestra visión frente a pantallas y la disfunción de las glándulas que se encargan de secretar el componente oleoso de nuestra lágrima. Estas glándulas están situadas en el espesor de nuestros párpados, se denominan glándulas de Meibomio y con frecuencia se pueden obstruir o dejar de funcionar correctamente traduciéndose esto en una evaporación excesiva de la película lagrimal provocando secundariamente reacciones inflamatorias en el margen de los párpados ( blefaritis ) y en la superficie de nuestros ojos, dando lugar a las incómodas molestias ya comentadas de esta patología.

Cabe destacar que las mujeres mayores de 45 años son uno de los grupos mas afectados por el ojo seco. En este caso, las posibilidades de padecer molestias derivadas del ojo seco se agravan a partir de la menopausia, ya que los cambios hormonales que se producen, influyen en la producción de secreciones.

Alguno de los síntomas y molestias asociadas al ojo seco son:
  • Irritación y escozor.
  • Sensación de arenilla en los ojos.
  • Fatiga visual.
  • Molestar al trabajar con un ordenador, tablet o al leer en nuestro teléfono móvil.
  • Ojos rojos.
  • Ojos llorosos. En algunos casos de ojo seco, el ojo intenta “compensar” esta alteración y genera un molesto lagrimeo habitual.
  • Episodios de visión borrosa o mala visión.
  • Intolerancia a las lentes de contacto que nos impiden usarlas con normalidad.

Existen varias opciones para el tratamiento del ojo seco y su elección dependerá de los síntomas individuales y de la causa raíz del ojo seco en cada paciente.

Tratamientos tradicionales con lágrimas artificiales, corticoides u otros antiinflamatorios, la higiene y el calor local sobre los párpados, permiten mejoras temporales y alivio de los molestos síntomas del ojo seco.

Además de estas soluciones, hoy en día ya contamos con modernas técnicas como el láser IPL (Intense Pulse Light) que combate la disfunción de las glándulas de Meibomio, la principal causa de ojo seco evaporativo.

Este moderno tratamiento mejora por tanto la secreción del componente lipídico de la lágrima, consigue que ésta se mantenga más tiempo y de forma natural en la superficie de nuestros ojos, permite reducir la inflamación de los párpados ( blefaritis ) además de conseguir alivio prolongado de los síntomas de ojo seco , evitando que la enfermedad se convierta en severa y crónica.

La Unidad Clínica de Ojos Seco de AVER, ya dispone de las modernas técnicas con IPL para este tipo de tratamientos.

¿Cuáles son las ventajas de los tratamientos con IPL?

La mayor ventaja de los tratamientos con IPL es la mejoría de los síntomas, como por ejemplo:


  • Disminución en la sensación de cuerpo extraño en el interior del ojo

  • Disminución de la sequedad y la fatiga ocular.

  • Reducción del lagrimeo

  • Menor irritación y picor de los ojos

Estos son algunas de las mejoras en los síntomas que pueden cambiar mucho la calidad de vida de los pacientes con ojo seco.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

¿Por qué elegir Clínica AVER?

Satisfacción

Clínica con mayor grado de satisfacción de pacientes en Madrid.

Prestigio

Prestigio y experiencia de los Doctores con gran vocación y ética.

Éxito

Éxito en las cirugías con excelentes resultados en calidad de visión.

Excelencia

Completos estudios que permiten seleccionar las técnicas más adecuadas.

Experiencia

Hemos tratado a más de 100.000 pacientes en más de 20 años de experiencia.

Preguntas frecuentes ojo seco

Preguntas frecuentes
OJO SECO

Cuando usamos el ordenador, la tablet o el teléfono móvil sin los descansos adecuados, tendemos a parpadear con menos frecuencia de lo habitual (unas  7 veces por minuto) en vez de las 20 a 22 veces por minuto que es la frecuencia normal del parpadeo. Esto puede originar que las lágrimas de la película lagrimal que protege el ojo se evaporen y empecemos a tener las molestias típicas del ojo seco como picores, escozores…

Dependiendo del tipo de ojo seco, su oftalmólogo le podrá ofrecer tratamientos que eviten las molestias e inconvenientes de forma definitiva o bien que le ayuden a mejorar los síntomas del ojo seco.

Los modernos tratamientos basados en IPL (Intense Pulse Light), suponen soluciones no invasivas que ayudan a muchos pacientes a mejorar los síntomas que padecen y a mejorar notablemente su calidad de vida.

Algunos de los medicamentos que tomamos pueden empeorar las molestias y síntomas del ojo seco, como por ejemplo:

  • Antidepresivos
  • algunos fármacos para controlar la tensión arterial.
  • antihistamínicos para controlar la alergia
  • Pastillas para dormir
  • Pastillas para calmar el dolor

Consulte con nuestros oftalmólogos, para aconsejarle sobre alternativas a estos fármacos.  

Una de las causas más frecuentes de lagrimeo habitual, es el ojo seco.

El ojo seco no siempre se debe a una escasez en la producción de lágrimas, sino que en ocasiones es secundaria a alteraciones del ojo y de los párpados o a una alteración en la calidad de la lágrima.

En estos casos el ojo intenta “compensar” las alteraciones y genera un molesto lagrimeo habitual.

En aquellos casos de ojo seco con molestias crónicas, se recomienda no abusar de las lentes de contacto.

En determinados casos el ojo seco puede llegar a provocar intolerancia a las lentillas, por lo que se recomienda acudir a su oftalmólogo para una completa exploración ocular.

En cualquier caso, los oftalmólogos insistimos mucho en:

  • Guardar periodos de descanso en le uso de las lentillas (no llevarlas siempre puestas, para que nuestros ojos descansen y generen la película lagrimal suficiente)
  • Prestar mucha atención a la higiene durante la manipulación de las lentillas, cuando nos las ponemos o las guardamos.
  • Asegurarse de la constante renovación de los líquidos y de los envases que usamos para limpiar y guardar las lentillas.

Hidratar nuestros ojos, con las pautas que os indiquen los oftalmólogos.

¿Necesitas más información?

Cuidamos tu vista.

La clínica oftalmológica Aver lleva atendiendo pacientes durante los últimos 20 años con gran éxito.

Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar